LEY SPIN-OFF

El Congreso de la República aprobó el Proyecto de Ley Spin-Off donde se establecen normas que habilitan a las universidades, tanto públicas como privadas, para crear empresas de base tecnológica (Spin Off), con la participación activa de los investigadores que gestaron las tecnologías base de la empresa y que estos puedan recibir incentivos por la explotación de sus creaciones intelectuales.

Según la Ley una spin-off es aquella empresa basada en conocimientos, sobre todo aquellos protegidos por derechos Propiedad Intelectual, gestados en el ámbito de las Instituciones de Educación Superior -IES-,  resultado de actividades de investigación y desarrollo realizadas bajo su respaldo, en sus laboratorios e instalaciones o por investigadores a ellas vinculados, entre otras formas.

Los principales elementos incorporados en la Ley son:

  • Los servidores públicos docentes, y/o investigadores, cuaquiera sea su forma o naturaleza de vinculación legal, pueden formar parte de las spin-off a cualquier título, o crearlas, bajo los mecanismos de asociación de Ciencia Tecnología e Innovación – CTi.
  • Los particulares pueden participar de este mecanismo, junto con las IES y los servidores públicos docentes y/o investigadores, bajo las modalidades del Decreto-Ley 393 de 1991.
  • Las spin-off deben estar articuladas a los Planes Regionales de Competitividad y a las Políticas del Sistema Nacional de Ciencia Tecnología e Innovación – SNCTi.
  • Los docentes y/o investigadores que participen en la creación de spin-off podrán obtener beneficios económicos, sin que esto constituya factor salarial ni doble asignación.
  • Las IES podrán crear un Fondo para el fomento de Actividades de Ciencia Tecnología e Innovación – ACTi. Cuando los resultados que dan lugar a la spin – off  provengan de recursos públicos, la spin-off debe revertir a la IES un porcentaje para la reinversión en ACTi.
  • Si la IES decide optar por este mecanismo, debe crear un ente Coordinador para facilitar la articulación intra-institucional