5.1 Modelo de negocio

El término modelo de negocio se ha expandido de forma amplia y rápida; sin embargo, su significado es todavía vago e impreciso (Verstraete & Jouison-Laffitte, 2011). Los modelos de negocio son “en el fondo, historias que explican cómo funcionan las empresas” (Magretta, 2002). En otras palabras, “un modelo de negocio describe los fundamentos de cómo una organización crea, entrega y captura valor” (Verstraete & Jouison-Laffitte, 2011). Por esta razón, el modelo de negocio es usado en el contexto de creación de una nueva empresa para ayudar a los diferentes stakeholders a entender el proyecto propuesto.

Con el tiempo, diferentes autores han creado herramientas que facilitan a los emprendedores diseñar sus modelos de negocio. Entre estas se destacan los siguientes:

  • Business Model Canvas: herramienta basada en nueve bloques de construcción (segmentación de clientes, propuesta de valor, canales de comunicación, distribución y de venta, relación con los clientes, fuentes de ingresos, recursos claves, actividades claves, alianzas claves y estructura de costos) que utilizan un lienzo (plantilla preformateada) que permite visualizar el modelo de negocio (Osterwalder & Pigneur, 2009).
  • Lean Startup: este método está fundado en cinco principios: los emprendedores están en todas partes, el espíritu emprendedor es management, aprendizaje validado, Crear-Medir-Aprender y contabilidad de la innovación (Ries, 2011). Es un método basado en la experimentación que ofrece mecanismos para que el negocio se amplíe y crezca a la máxima velocidad (Ries, 2011).
  • Lean Canvas: es un método que combina los dos anteriores, similar al Business Model Canvas, pero con algunos cambios, sobre todo en cuanto a enfoque (Megias, 2012). En lugar de alianzas claves se encuentra el problema, la solución que reemplaza las actividades claves, los recursos claves se cambian por métricas claves y las relaciones con los clientes pasan a ser ventaja especialidad-diferencial.

El modelo de negocios no se confunde con el plan de negocios ya que ambos se complementan. De hecho, el plan de negocios muestra detalladamente cómo se daría el modelo de negocios. El plan de negocios es un paso regular en la planificación, mientras el modelo de negocios puede ser visto como un destino. El plan explicita cómo se va a llegar allí (Berry, 2016).[1]

[1] Para complementar véase: Morales & Weenk (2014).